El verano es siempre buen momento para disfrutar de la lectura y es que un libro es buena compañía garantizada para llevar de vacaciones… Así que como hace poco fue la Feria del Libro me fui a la búsqueda de “acompañantes” veraniegos.

Retiro

Un libro muy para esta época es la novela de Camila Lackberg “El domador de leones”. Si todavía no la conoces, esta escritora sueca publicó su primera novela en 2003, La princesa de hielo, ambientada en Fjällbacka, la región costera en la que nació y creció. Debido a su gran éxito, abandonó su carrera como economista y se convirtió en la escritora de novelas de misterio que siempre quiso ser. Desde entonces ha superado los doce millones de ejemplares vendidos en más de cincuenta países.

libros_portada-el-domador-de-leones

He perdido la cuenta de las novelas que me he leído suyas pero he ido siguiendo el orden de sus lanzamientos y por lo que recuerdo vienen a ser estas que enumero, por si tú también prefieres seguir el orden… La princesa de hielo, Los gritos del pasado, Las hijas del frío, crimen en directo, Las huellas imborrables, La sombra de la sirena, Los vigilantes del faro, La mirada de los ángeles y este último que me estoy leyendo ahora El domador de leones: Estamos en pleno mes de enero y en Fjällbacka hace un frío polar. Una joven medio desnuda deambula por el bosque nevado y llega a la carretera. Un coche aparece de la nada y no tiene tiempo de esquivarla. Cuando el comisario Patrik Hedström y su equipo reciben la alarma sobre el accidente, la chica ya ha sido identifi cada. Desapareció cuatro meses atrás y desde entonces no se ha sabido nada de ella. Su cuerpo tiene marcas de atrocidades inimaginables, y es posible que no sea la única, ni la última víctima de su agresor. Al mismo tiempo, Erica Falck investiga una vieja tragedia familiar que acabó con la muerte de un hombre. Erica sospecha que su esposa oculta algo terrible y teme que el pasado proyecte su alargada sombra sobre el presente.

 

portada_el-ano-sin-verano_carlos-del-amor_201501141328

Y mi tercera elección es una recomendación de mi amiga Mila Cahue que con mucho acierto opina que hay que reírse más así que para aprender a hacerlo nada mejor que leerse el libro de El sentido del humor de Eduardo Jáuregui.

El sentido del humor

Es un libro de consulta básico para la mujer o el hombre del siglo XXI,  una necesaria “guía del usuario” para aprovechar al máximo ese valiosísimo mecanismo biológico que tantas personas parecen haber relegado al trastero de la conciencia: su capacidad natural de reír, jugar y disfrutar de la vida… Creo que puede ser un buen aprendizaje para recuperar el sentido del humor, a veces algo oxidado por los avatares de la vida… cuando lo lea os hablaré un poco más de él que el tema bien merece un post, ¿verdad?