Como ya sabemos son muchos los lugares que encontramos en Madrid y alrededores que merece la pena visitar… y por supuesto Aranjuez es uno de ellos. Si no lo conoces todavía o hace mucho tiempo que no vas, aprovecha que los días empiezan a ser más largos y ¡escápate!

Visita obligada es el Palacio Real de Aranjuez, un pequeño Versalles  con  una consecución de salas con una decoración e historia espectacular. La sala con inspiración en la Sala Dos Hermanas de la Alhambra, muy de moda en la época, o la Sala de Porcelana, espectacularmente cubierta de porcelana fabricada por la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro. No dejes de pasear por sus jardines a orillas del río Tajo y decorado con numerosas fuentes y estatuas.

Aranjuez

Una curiosidad, en el Palacio tienen expuestos los trajes de novia de la Reina Sofía, las Infantas Cristina y Elena y la reina Letizia.

Otro lugar para visitar es la Bodega del Real Cortijo, una nave neoclásica abovedada con una enorme bodega subterránea. La bodega  fue mandada construir por dicho rey en 1782 para proveer de vino y aceite a la Casa Real.

Y una vez vista la parte cultural, nos damos un homenaje y nos centramos en la gastronómica. El restaurante Casa José ofrece una cocina de la tierra que ofrece los mejores productos de temporada en su formato restaurante o atelier. Me gustó especialmente su ceviche de corvina… soy fan de este plato pero este en concreto me pareció que estaba especialmente bien aliñado. La bodega del restaurante también merece la pena tenerla en cuenta.

CevicheCorvina

Y aun estando a tan solo 40 minutos de Madrid si te es posible te recomiendo quedarte a dormir y así disfrutar de las maravillosas instalaciones y servicio del hotel NH Collection Palacio de Aranjuez. Un lugar privilegiado frente al Palacio Real, un edificio emblemático, una buena cocina y un fantástico trato completarán tu visita a este Real Sitio…

nh_collection_palacio_de_aranjuez