Los lunes siempre cuestan pero si además hace este frío todavía más, ¿no crees? Es por eso que he pensado en compartir con vosotros este libro que me estoy leyendo de la psicóloga, Mila Cahue. Hace años que nos conocimos y siempre me ha encantado la forma que tiene de transmitir sus conocimientos así que para comenzar bien la semana os recomiendo esta lectura “El cerebro feliz”.

El cerebro feliz

Seguramente, de la misma manera que entrenamos el cuerpo, deberíamos entrenar la mente. Como no nacemos aprendidos es bueno que vayamos buscando herramientas que nos ayuden a gestionar los recursos del cerebro y vivir la vida lo más felices que podamos.

En palabras de Mila “El cerebro es feliz cuando logra sobrevivir: así de simple”. En este libro explica de forma muy clara con qué herramientas contamos en nuestro cerebro, que vienen de serie para todos, y que luego cada uno haga con ellas lo que le parezca más oportuno, dependiendo de sus ganas y de su creatividad.

Voy a daros un par de pinceladas que me han parecido de gran utilidad para que podáis haceros una idea más clara de por donde va el libro…

Por ejemplo  Mila nos dice que “al cerebro hay que dejarle muy claro cuál es el destino al que queremos llegar, en vez de estar repitiendo machaconamente adónde no hay que dirigirse, pues cuando queramos darnos cuenta, estaremos donde no deseábamos.” ¿A qué habitualmente hacemos lo contrario? Casi siempre utilizamos modelos de referencia para decir cómo NO queremos ser, y no lo contrario que es lo que SI hay que hacer.

IMPORTANTE: tener nuestra mente enfocada en un objetivo.

Durante el libro nos insiste en que debemos coger el mando de nuestros pensamientos. Por eso yo utilizaba la palabra “entrenar” al cerebro y es que debemos aprender a darle siempre mensajes positivos y a parar los negativos. Y esto que parece tan fácil es bastante complicado, por lo menos para mí, así que me toca entrenarme…

Y no os voy a desvelar más para que vayáis descubriendo por vuestra cuenta todo lo que nos explica y podáis ponerlo en práctica. ¡No dejéis de contarme si os ha funcionado!