Hoy te voy a hablar de tres sitios peculiares a los que ir a disfrutar de la gastronomía en Madrid.

Por un lado te sugiero el restaurante Chow-Chow, un restaurante japo latino (guiños a la cocina peruana, venezolana, brasileña y asiática) del grupo Rantanplán (Teckel, Pointer), con una calidad excelente y una decoración acogedora.  Está muy bien lograda la mezcla culinaria de sabores y texturas de ambas culturas. Su chef Álex Moranda se ha formado en Japón y en las cocinas de restaurantes como Nobu en Londres o Kabuki en Madrid. Sorprendente y exquisito su Black Cod con salsa miso cocinado sobre una pequeña parrilla de carbón vegetal.

Black-cod

El bacalao negro es un pescado blanco salvaje, de textura suave y sabor espectacular. Es originario de Alaska y nada tienen que ver con el que tradicionalmente consumimos procedente del atlántico norte europeo.

Además de una carta de nigiris y rolls puedes encontrar platos como el Trío de mini tacos de bogavante con mahonesa de tobiko y lima, de carrillera en mole poblano y sour cream y de salmón peruvian  style; Mini arepas de buey con salsa de rocoto y yuzu; Tiradito de wagyu  con salsa de ají amarillo,  camote y chips de ajo; o Usuzukuri de hamachi, ponzu, jalapeño y cilantro. Ah, y no te pierdas su espectacular vajilla…

Vajilla Chow Chow

Otra opción es la barra del restaurante Kappo, una cocina tradicional japonesa de primera de la mano de Mario Payán (ex Kabuki). Situado en el barrio de Chamberí, este restaurante es una apuesta segura donde no tendrás que pensar ya que vas a comer un menú decidido sobre la marcha por el propio chef. El mejor producto y un experimentado chef, creo que la experiencia merece la pena. El ticket medio es de unos 55 euros.

Y como tercera alternativa os planteo Umiko, un restaurante japonés con toques de cocina española. Sus chefs Pablo Álvaro y Juan Alcaide, compañeros en Kabuki de Presidente Carmona, han apostado por un restaurante japonés más desenfadado y divertido. No dejes de probar su nigiri de paella, el usukuzuri casero o la panacota asiática, ¡no te va a decepcionar!

Niguiri-Paella