Un buen propósito de Año Nuevo es marcarse un destino de viaje, así nos mantenemos ilusionados y nos obligamos a ahorrar algo, ¡aunque no sea fácil!

Os propongo Oporto, un lugar que me ha gustado muchísimo. Como ya he dicho en alguna ocasión Portugal me encanta pero no conocía Oporto y me ha sorprendido muy gratamente.

Hay muchos hoteles con encanto en la ciudad pero como sitio especial para alojarse os recomiendo el Palacio de Freixo, un palacio barroco del siglo XVIII restaurado completamente. El edificio es espectacular por dentro y por fuera, posee los tradicionales azulejos portugueses e intrincados techos con frescos. Esta posada histórica fue clasificada como monumento nacional y abrió sus puertas en 2009.

Oporto

HotelPalacioFreixo

PalaciodeFriexo

Desde el hotel puedes darte un paseo de media hora por el río hacia el centro, es un paseo súper agradable y vas pasando por debajo de los altísimos puentes que cruzan el río Duero. El más emblemático es el puente Don Luis I, inaugurado en 1886. Es un puente de dos pisos y lo más característico del puente es el gran arco de hierro que posee.

Otros lugares de interés para visitar son el Palacio de la Bolsa o la librería Lello de Oporto, una de las más bonitas del mundo y muy conocida desde que se rodaron en ella varias escenas de la película de Harry Potter. También hay muchas iglesias interesantes que visitar y por supuesto la Catedral.

istasOporto

Al otro lado del río se encuentran las bodegas del famoso Porto, un vino tan dulce como exquisito. Puedes visitar las bodegas y hacer una cata o degustación de estos ricos vinos tanto en su versión tinto como blanco.

Porto

Oporto tiene una fantástica playa llena de surfistas así que si te gusta este deporte puede ser un buen plan… la playa está algo más apartada del centro y por esa zona puedes encontrar unos restaurantes estupendos donde comerás genial. CafeínaTerra  son 2 ejemplos que merece la pena conocer. Se trata de cocina internacional con influencia portuguesa y algunos tintes de cocina francesa e italiana en un bonito entorno bien decorado y con buen ambiente.

Tengo la sensación de que a pesar de haber disfrutado mucho del viaje no lo he sacado todo el partido a esta ciudad, así que tendré que volver…