Una buena escapada durante estos meses de calor es Puebla de Sanabria, una de las más antiguas localidades zamoranas. Esta encantadora villa está a 960 metros de altitud por lo que las noches son fresquitas y se puede dormir estupendamente, algo que echamos de menos los madrileños durante el verano, ¿verdad?

La villa está reconocida como Conjunto Histórico Artístico. Aún conserva buena parte de las murallas que protegían la urbe.

Muralla Puebla se Sanabria

En la cumbre del cerro se encuentra su castillo medieval, que data de la segunda mitad del siglo XV y que puedes visitar.

Perspectiva-PuebladeSanabria

Cerca del castillo, se localiza la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Azogue, de finales del siglo XII. La población cuenta también con numerosas casonas solariegas y mansiones orladas con antiguos blasones que jalonan sus empinadas calles.

Iglesia Puebla de Sanabria

Además de su bello casco histórico, la villa goza de un entorno privilegiado, ya que su término municipal se halla próximo al Parque Natural del lago de Sanabria. El Lago de Sanabria es el elemento más característico de este territorio, el mayor lago de origen glaciar de la península ibérica, con 318,7 hectáreas y una profundidad máxima de 53 metros.

Lago

El lago tiene playitas artificiales con su chiringuito pero una buena idea es coger un patinete y recorrerte el lago. Darse un baño en ese entorno es una maravilla, el agua está a una temperatura fantástica para refrescarte sin pasar frío y además, ¡es agua dulce!

Para completar la excursión hay una terraza-restaurante en el camping Los Robles que tiene unas vistas espectaculares. Ahí puedes comer carne de la zona, como por ejemplo un buen chuletón y por qué no, un rico queso zamorano.

Perspectiva-lago

Eso si, luego te recomiendo que te vayas a echar la siesta… Para alojarse, muy recomendables cualquiera de las posadas como Posada Real la Cartería.