A las puertas de Semana Santa y si todavía no tienes decidido destino te sugiero una escapada a Córdoba, la ciudad de las tres culturas. Y es que en esta ciudad andaluza convivieron en armonía durante una época los pueblos cristiano, judío y musulmán con sus diferentes religiones. Un gran ejemplo de tolerancia, ¡si señor!

Esta alegre ciudad situada a orillas del río Guadalquivir está siempre animada… Rodeado por una muralla romana se encuentra el casco antiguo de la ciudad, uno de los más grandes de Europa. En él podrás disfrutar de una rica actividad cultural y una no menos rica cultura gastronómica…

El monumento estrella es la Catedral de Córdoba (antigua Mezquita) pero hay muchos otros rincones, monumentos, palacios o iglesias que visitar como por ejemplo el Puente Romano, el Palacio Episcopal o la Torre de la Calahorra entre otros.

Mezquita de Córdoba

Interior Catdral de Córdoba

Llama poderosamente la atención la mezcla de estilos y es que cuando los cristianos reconquistaron la ciudad ansiaban recuperar este espacio sagrado de manera que comenzaron las reformas con el fin de restaurar el culto interrumpido con la dominación islámica. Así fueron introduciendo símbolos cristianos y realizando las obras que resultarían en una planta de cruz latina que integra las estructuras califales en la obra gótica, renacentista y barroca.

Interior-Catedral Interior-Mezquita

El Patio de los Naranjos era un patio musulmán que se remodeló con la construcción de los claustros. En el siglo XV se sustituyen las palmeras por los naranjos que le dan nombre.

Patio de los Naranjos

Cubriendo el alminar de Abderramán III, se construirá la torre actual. Lo corona una escultura de San Rafael, arcángel custodio de la ciudad. A la torre se adosa la Puerta del Perdón, principal entrada del recinto.

Tras una jornada cultural nada más apetecible que tomarse unos vinitos con unas ricas aceitunas de la zona en las tabernas del casco viejo. No dejes de probar el salmorejo o rabo de toro, platos típicos pero no es un tópico lo rico que lo hacen…

Un sitio muy bonito y popular es Bodegas Campos. Otro más recogido y tal vez menos turístico es La Fragua. Pero en cualquiera de sus bares, restaurantes o tabernas comerás bien y pasarás un buen rato. Para tomar una copa pásate por el Sojo Ribera.

¿Qué te parece esta escapada? Eso si, ¡no lo dejes para muy entrado el verano que también es una de las ciudades más calurosas de España!